Uncategorized


Hoy leí en El Universal la entrevista que le hizo Roberto Giusti a Yeiker Guerra:

http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/140305/lo-mejor-que-me-ha-pasado-es-estudiar-en-universidad-privada

Considero que esta entrevista entraña grandes lecciones que debemos asimilar. Creo que no exagero al decir que entraña la respuesta a un enigma que ha rondado a la oposición por años. Quiero resaltar los siguientes puntos:

1) Los jóvenes de los barrios tienen un profundo e insatisfecho deseo de pertenecer a algo. Dice Yeiker sobre su experiencia en el Modelo de las Naciones Unidas, que fue determinante para él: “Estaba en cero [en términos de conocimientos], pero eso no me importaba porque sabía que aprendería impulsado por el deseo de pertenecer a algo. Un anhelo que tienen muchísimos jóvenes del barrio. Que llegue alguien y te integre a un grupo con una finalidad.”

2) El chavismo tuvo éxito en parte porque satisfizo ese deseo de pertenecer a una causa, pero en este momento los jóvenes no compran más el mensaje: “Hay dirigentes del oficialismo con buenas intenciones, pero el discurso ideológico aleja a los jóvenes porque contrasta con la realidad que viven y ellos lo saben. Por eso, cuando tú le preguntas a uno de esos dirigentes por qué estamos como estamos, automáticamente responde que es culpa de los EEUU y ahí se arma el debate. Yo les replico: ‘¿Cuándo a ti te matan a alguien se lo achacas a EEUU? ¿Si no consigues la comida, es responsabilidad de EEUU?’ Ellos, como todos, sufren la realidad, pero el cassette lo tienen metido en la mente.”

3) Sobreviven en la gente de los barrios profundos recelos contra la clase media: “cuando tuve la oportunidad de decirle a un amigo que estudiaría en una universidad privada, me dijo: ‘Yeiker, no lo hagas. Ahí todos son unos sifrinos. Te van a mirar mal’”

3) No obstante, cuando jóvenes de los barrios interactúan con jóvenes de otras clases sociales, se dan cuenta que no son enemigos sino que comparten valores y sueños: “la experiencia del Modelo de la ONU […] me tumbó los prejuicios y donde supe, casi desde el principio, que esos muchachos eran como yo, tenían las mismas ideas y las mismas ganas de salir adelante.”

4) Los jóvenes del barrio asimilan el interactuar con jóvenes de otras clases sociales como una experiencia muy enriquecedora: “Me ha ido muy bien [en la Universidad Monteávila, en la que estudia por una beca] porque he conocido gente valiosa. Gente que antes, me decían, era mi enemiga. Eso me impactó profundamente y ha sido lo mejor que me ha pasado.”

Yo concluyo lo siguiente: El chavismo ya perdió el poder de aglutinar a nuevos seguidores, y eso sentencia su final como movimiento de masas. Los jóvenes ya no compran la ideología chavista. No obstante se mantienen grandes recelos y resentimientos hacia las clases medias en las clases populares. La manera de vencer esa división es reuniendo a los jóvenes del barrio con los de los demás sectores del país, dándoles un sentido de misión y pertenencia compartido. Cuando la oposición logre esto, el chavismo estará definitivamente perdido.

Anuncios

Los acontecimientos de Túnez, Egipto, Libia, Bahrein e Irán tienen un carácter contradictorio. Por un representan la esperanza en la democratización de una importantísima región del mundo, esperanza por la cual centenas de miles de jóvenes están arriesgando sus vidas. Por otro lado, estos acontecimientos traen consigo el riesgo de la implantación de regímenes fundamentalistas o incluso de una teocracia pan-regional.

Es de preguntarse qué pensaría el fallecido politólogo Samuel P. Huntington sobre lo que está pasando en el Medio Oriente. Él escribió varias obras que cobran relevancia en relación a los acontecimientos actuales. De sus muchos libros, el que ha recibido más atención en los últimos años es ‘The Clash of Civilizations’ (1997), que, en la medida que existe el riesgo de que estos países sean capturados por el fundamentalismo, ciertamente tiene que ver con lo que está pasando. No obstante, frente a estos acontecimientos también son relevantes “Political Order in Changing Societies” (1968) y “The Third Wave of Democratization” (1991). Lo interesante, es que la relevancia de estas obras vis-a-vis los acontecimientos actuales es contradictoria. Como los que protestan en el medio oriente aparentemente buscan la democratización y el respeto a los DDHH, conceptos pertenecientes al ámbito de la democracia liberal, que según Huntington 1997 no tiene cabida en las sociedades del medio oriente, los acontecimientos actuales parecen refutar a este Huntington de 1997. Por otro lado, estos mismos acontecimientos parecen apoyar lo escrito en Huntington 1968 sobre la tendencia a la democratización causada por ciertos fenómenos que van de la mano con el desarrollo económico, fenómenos como la urbanización y el aumento del nivel educativo. Así, los acontecimientos actuales parecen validar a Huntington 1968 y refutar a Huntington 1997. Pero….si los extremistas toman el poder, pudiera ser que Huntington 1997 se validase.

Lo que está en marcha en el Medio Oriente también tiene que ver con lo escrito por Francis Fukuyama en “El Fin de la historia y el último hombre”. La tesis de este libro es que no hay alternativa en el mundo actual a la democracia liberal, que los pueblos – independientemente de su cultura – tienen, todos, una aspiración por la dignidad, y que nada satisface esa aspiración como el ideal de la democracia liberal. Por lo tanto, todos los pueblos aspiran a vivir en este orden político, y de ahí su supuesta ‘inevitabilidad’. Yo no necesariamente compro la parte de la ‘inevitabilidad’ – pero nuevamente, el hecho que los jóvenes que protestan lo hagan pidiendo una democratización que durante décadas se ha dicho es ajena a su cultura y a su religión, tiende a apoyar el resto del argumento de Fukuyama.

De cualquier forma, es muy temprano para hacer juicios, pues no sabemos lo que pasará. De lo que sí estoy seguro es que estamos viendo a la historia hacerse frente a nuestros ojos. Dependiendo del nivel de organización relativo de los distintos grupos sociales enfrentados, esto pudiera salir muy bien o muy mal. Pudiera convertirse en una ‘cuarta ola’ de democratización (que continuase a la ‘tercera ola’ descrita por el mismo Huntington en 1991), o pudiese convertirse en el núcleo para la formación de una teocracia pan-regional. Nuevamente, Huntington 1968 (o 1991) contra Huntington 1997. Dependiendo de cuál de los Huntington gane, el mundo cambiará en una u otra dirección.

Por el momento, pareciera que la tendencia mayoritaria de la gente es en la dirección de la democratización, y esto ciertamente parece apoyar la tesis de Fukuyama. Las fuerzas de la globalización, entre ellas la disponibilidad de tecnologías que ponen al alcance de cualquier persona lo que está ocurriendo en cualquier parte del mundo, parece haber causado un quiebre generacional, una aspiración compartida independientemente del bagaje cultural, tendiente a la democratización y al respeto a los derechos humanos.
Sin embargo, la gran duda actual es sobre el nivel de organización relativo de los diferentes grupos sociales. Los grupos de tendencia teocrática están muy bien organizados por el simple hecho de que su organización ha nacido de la misma organización religiosa, porque tienen décadas en formación, y porque tienen el apoyo de grupos más radicalizados a nivel regional, grupos que tienen know how y capacidad de movilización. Por eso, aunque creo que esos grupos no son mayoritarios, sí hay un riesgo de que gracias a su mejor organización logren tomar el poder. Nos engañaríamos si pensáramos que una minoría bien organizada no puede tomar el poder a pesar de no tener el apoyo de la mayoría. Siguiendo a Mancur Olson (La Lógica de la Acción Colectiva), tenemos que admitir que grupos pequeños bien organizados pueden tener una ventaja sobre grupos más grandes pero peor organizados.

Es más, creo que es razonable suponer que si no fuese gracias a las nuevas herramientas de redes sociales como Facebook y Twitter, la protesta hubiese sido imposible o por lo menos mucho más difícil – las mayorías no hubiesen podido resolver el problema de la acción colectiva, a pesar de su desagrado por el orden político existente. La Internet ha sido sin duda un protagonista al facilitar la organización de la protesta, pero la capacidad de este medio también tiene límites. Por eso pienso que el nombre del juego ahora es la organización de las fuerzas democráticas. Eso debe estar ocurriendo en este mismo momento, lejos de nuestra vista, de manera seguramente caótica. Del éxito de estos esfuerzos podría depender el futuro de la región como un todo.

Publico a continuación un escrito del Dr. Álvarez Paz, referente al proceso que se le sigue


No es la primera vez que escribimos sobre la muerte del Derecho como instrumento de regulación de la vida en sociedad, de los ciudadanos entre sí y de estos con el estado-gobierno. El país está indefenso y la gente sometida a normas dictadas por el capricho, los complejos, la intolerancia ideologizada, el cohecho, la corrupción y muchos vicios más de unos poderes públicos dirigidos por un Presidente incapaz de controlar sus impulsos más primitivos. Se acabó el sagrado principio de la legalidad.

Fui citado a la Fiscalía 21 del Ministerio Publico por una comisión de la anterior Disip (¿?) que se presentó en mi casa, de noche, a entregarme una boleta fijando sitio y hora del Acto de Imputación en mi contra, sin mencionar él o los delitos. Por la prensa había tenido noticias de que dos diputados chavistas de la Asamblea, miembros de la Comisión de Ciencia y Tecnología, válgame Dios, solicitaron esta actuación y fueron debidamente complacidos. Leyendo el expediente sentí pena ajena. Se trata de la tarea que Chávez públicamente encomendó a los poderes públicos para reducir los medios independientes por la vía del terror, criminalizar penalmente a la disidencia política y ahogar, hasta hacerlas desaparecer, las noticias y denuncias contrarias al régimen o que afecten su imprecisa conducta. En este caso se trata del Auto de Procedimiento dictado por el juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional de España. Trata de la relación ETA-FARC y eventual colaboración del gobierno venezolano por actuaciones en nuestro territorio. Reuniones, cursos, planes, etc.

Todo debidamente soportado con indicios plurales y concurrentes, documentales y testimoniales, que dieron lugar a la investigación. Me referí a todo esto, incluido el tema del narcotráfico y lo relativo a los derechos humanos, en el programa Alò Ciudadano. En la Fiscalía ratifiqué mi intervención explicando sus alcances y objetivos.

Según boletín de prensa de la Fiscalía, el delito sería por instigación al odio contenido en el artículo 285 del Código Penal. Pero allá me enteré de que la Fiscal me imputaba también, en forma bastante genérica e imprecisa, por el artículo 132 que habla desde traición a la patria hasta conspiración y otras conductas inmoralmente adjetivadas por los diputados chavistas, con pena de 8 a 16 años y además por el artículo 296-A, referido a la generación de “zozobra e inquietud”, malestar, etc., en la población. La defensa consignó un extenso escrito con relación específica al primer caso.

Con lo demás anunciamos próximas diligencias y promovimos algunas actuaciones que en Derecho y justicia servirían para desmontar toda la maniobra. Ya veremos. Terrorismo, narcotráfico y violación de derechos humanos son delitos pluriofensivos sometidos a la jurisdicción internacional. Los procesos ya están en marcha. El gobierno venezolano es protagonista de las noticias. Estoy sometido a acoso, vigilancia y seguimiento policial.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 22 de marzo de 2010

La ‘justicia’ venezolana ha detenido a Oswaldo Álvarez Paz por haber dado las siguientes declaraciones. Aquí las reproduzco. Vénganme a poner preso a mí, pues….

…a menudo la ley es apenas la voluntad del tirano; este siempre es el caso cuando dicha ley viola los derechos de un individuo

Thomas Jefferson – Carta a Isaac H. Tiffany (1819)

 

La ley es cualquier cosa que yo escriba en un pedazo de papel

Saddam Hussein

 

La ley al servicio de la tiranía

Los recientes llamados de Hugo Chávez y sus adláteres a ‘regular’ la internet resaltan nuevamente uno de los aspectos más repugnantes del proceso de degradación institucional que conocemos con el nombre de chavismo: la completa perversión del carácter y los fines de la ley. Cuando el estado usa la ley para justificar expropiaciones arbitrarias, para cerrar medios de comunicación, para intimidar y perseguir a disidentes, y para ahogar la libre discusión en foros de internet, el estado hace que la ley sirva propósitos contrarios a su naturaleza de garante de los derechos de los individuos. Y al pervertirse de esta forma, la ley deja de ser el instrumento que regula las relaciones entre personas libres, y se convierte en un instrumento al servicio de la tiranía.

(más…)

Es natural que quienes consideran que la crisis actual es resultado de la falta de regulación, consideren que la solución a la crisis sea incrementar la regulación de las actividades financieras. Diversos expertos (por ejemplo, Stiglitz, Krugman, Wolf) parecen compartir esta opinión, aunque difieran en cual debe ser el contenido real de la regulación, o peor, no lo especifiquen.

(más…)

Las calificadoras de riesgo han recibido muchas críticas como resultado de esta crisis financiera. Estas críticas derivan, en buena medida, del hecho que las mismas eran consideradas garantes de la integridad del sistema financiero. El hecho de que un tranche recibiese una calificación AAA por una de estas agencias era considerado por muchos inversionistas como una garantía de que la inversión era segura. Así, muchos inversionistas conservadores, incluyendo municipalidades y fondos de pensiones de todo el mundo, compraron estos instrumentos. Los reguladores se dieron a la tarea de ‘certificar’ a las agencias capaces de calificar emisiones de títulos, y dejaron en ellas la responsabilidad de verificar los riesgos de estos instrumentos. La realidad ha demostrado que las calificadoras no eran merecedoras de esta confianza por parte del público ni por parte de los reguladores.
(más…)

Página siguiente »